Magdalena Cueto: “Una vez que el texto sale de tus manos para entrar en el circuito comunicativo, sus posibles interpretaciones conciernen a los lectores”

Magdalena CuetoEntrevistamos a Magdalena Cueto, profesora de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada en la Universidad de Oviedo, que nos hablará de las escuelas de escritura creativa en la última jornada del IV Congreso de Escritores AEN18.

 

Pregunta. ¿Cuál sería el primer consejo que le darías a un escritor novel que viniese a hacerte una consulta?

Respuesta. Le aconsejaría que leyese; que escribiese, que escribiese a diario y, a ser posible, de forma disciplinada, rutinaria incluso. Y también le diría que perdiese el miedo a romper lo que ha escrito. Habrá días que se sentirá frustrado, pero si hay madera de escritor, la obra saldrá adelante y se sentirá finalmente reconfortado. Además, se divertirá, acabará gozando de su trabajo como los niños cuando juegan con sus rompecabezas.

P.- ¿Cómo se sabe que un libro ya está terminado y listo para llevarlo a la editorial?

R.- Aristóteles era muy sabio y en su Poética dice cosas muy interesantes sobre este asunto: que nada sobre, que nada falte, que todo esté por algo, que todo sea percibido por el lector como una parte necesaria de la obra. A los escritores hay que recordarles a menudo que, una vez que el texto sale de sus manos para entrar en el circuito comunicativo, sus posibles interpretaciones conciernen a los lectores, y, por consiguiente, todo ha de confiarse al propio texto. No vale la falacia intencional, porque lo que el autor quiere decir importa muy poco: importa lo que ha dicho, y todo lo demás es silencio. Y, por cierto, no ha de confundirse la obra abierta, que desafía al lector por su polisemia, con una obra sin terminar. Cuando el escritor sepa que ese mundo ficcional es autosuficiente, que ya puede echar a andar solo, habrá llegado el momento de soltarlo de sus manos y dejarlo circular libremente.

P.- ¿Cuál es la palabra que mejor te define?

R.- Profesora, profesora vocacional. Creo que el sistema educativo, tan desatendido por nuestros políticos, pasa por mis manos en cada clase y yo he de sacar lo mejor de mis estudiantes. Y, después de más de cuarenta años trabajando, conservo la pasión intacta.

P.- ¿Si fueras un libro, ¿cuál sería? ¿Por qué?

R.- Yo no quiero ser un libro, entre otras muchas razones porque prefiero leer, aunque también es verdad que los libros se leen y releen entre sí. Pero, si intuyo bien el sentido de tu pregunta, te diré que todos los días me paseo por El proceso para ver si consigo entender algo de este mundo. Es curioso que Kafka se haya convertido en el autor más representativo del realismo.

P.- ¿Crees que sirven de algo las tácticas tradicionales como las notas de prensa, las presentaciones o las sesiones de firmas para promocionar un libro?

R.- El sistema literario forma parte de nuestra institución sociocultural y, en consecuencia, se incluye en un conjunto de prácticas, como las del mercado editorial, reguladas en buena medida por criterios ajenos al valor literario. Supongo que los ejemplos a los que te refieres funcionan, puesto que se siguen utilizando. Yo, por ejemplo, no entiendo la sacralización de Patria, pero ahí está. Y, desde luego, no por su valor literario.

P.- ¿A quién admiras?

R.- Desde el punto de vista literario admiro a Shakespeare. Lo tengo en la mesilla de noche y te aseguro que es la mejor enciclopedia de las pasiones humanas. En la vida admiro a muchas personas, sobre todo a las que han sabido envejecer haciéndose mejores.

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .