Suiza para escritores: guía básica para no perderse

Esta semana contamos con una nueva colaboración, la de la escritora Cristina P. García (Christina Birs), compañera en la AEN, y que en la actualidad reside en Suiza.

Esta sección de Christina Birs la denominaremos: Con letra Helvética

En este primer artículo nos muestra cómo es Suiza para los escritores, a la vez que nos ofrece una guía básica para no perderse.

 

Suiza para escritores: guía básica para no perderse

 

Tierra natal del ilustrado Jean-Jacques Rousseau, cuna del Dadaísmo y patria adoptiva de escritores de la talla de Hermann Hesse, Suiza puede presumir de contar con una rica y variada tradición literaria gracias a sus cuatro idiomas oficiales (alemán, francés, italiano y romanche). No obstante, esta diversidad lingüística también trae aparejado que el país no disponga de una «red literaria» unificada y que cada región lingüística posea sus propios gustos. Partiendo de esta premisa, intentaré hacer un breve recorrido por el panorama literario helvético actual.

 

En Suiza, la lectura está de moda. O al menos eso es lo que se desprende de las últimas encuestas publicadas sobre la materia. Con más de dieciséis millones de libros vendidos al año y un 60% de la población adulta que se declara lectora asidua —ya sea en papel o en formato electrónico—, el sector editorial y librero del país está pasando por un buen momento. Y es que las principales asociaciones que engloban a estos gremios (Schweizer Buchhändler- und Verleger-Verband, Association suisse des diffuseurs, éditeurs et libraires y Società Editori della Svizzera Italiana), aparte de defender sus intereses profesionales y colaborar entre sí, centran sus esfuerzos en desarrollar y promover gran variedad de actividades en torno a la industria del libro y a la promoción de la lectura; autocampaña de marketing que, por otro lado y a tenor de las cifras, les está dando resultados satisfactorios.

A pesar de ello, si algo está claro es que, por mucho empeño que pongan, las editoriales —y por ende las librerías— nunca podrían sobrevivir sin una figura clave: la del escritor.

A lo largo de la Historia, Suiza ha sido fuente de inspiración para numerosos autores. Buenos ejemplos de ello son La montaña mágica, obra del alemán y Premio Nobel de Literatura, Thomas Mann, la cual está ambientada en la localidad alpina de Davos; o Heidi, entrañable personaje infantil creado por Johanna Spyri, sin duda alguna, la autora suiza más famosa fuera de sus fronteras.

A día de hoy, el idílico modo de vida del país y sus paisajes de postal siguen haciendo de Suiza un lugar muy atractivo a ojos de cualquier escritor extranjero, ya que está repleto de rincones que llevan a volar la imaginación hacia una nueva trama, un protagonista peculiar o un escenario de cuento. Algo que bien saben quienes tienen el privilegio de formar parte del selecto programa Writers in Residence (www.writers-in-residence.ch), iniciativa de la casa de la literatura (‘Literaturhaus’) de Zúrich, de disfrutar en el tranquilo cantón de Jura de una «residencia de escritura» gracias a la Fundación Jan Michalski (www.fondation-janmichalski.com) o de pasar una estancia de ensueño en el Château de Lavigny (www.chateaudelavigny.ch), una residencia internacional para escritores con vistas al lago Lemán y a los Alpes.

Pero si hay alguien que juega un papel fundamental dentro del panorama literario helvético, esos son los escritores patrios. Bestsellers como Franz Hohler (uno de los narradores más importantes de Suiza), el polifacético Charles Lewinsky (galardonado varias veces a nivel nacional) o Michael Theurillat (el más aclamado por los lectores de novela negra) conviven en los escaparates de las librerías con jóvenes promesas como Joël Dicker (los derechos de traducción de su novela La verdad sobre el caso de Harry Quebert han sido vendidos a más de treinta idiomas) o Christine Jaeggi (quien enfoca la novela romántica desde una perspectiva diferente).

Independientemente del idioma que empleen a la hora de escribir, todos ellos tienen cabida en la Asociación de Autoras y Autores de Suiza (www.a-d-s.ch). De carácter profesional, esta asociación, además de por su compromiso con la difusión de la literatura suiza y el fomento de la creación literaria en las diferentes lenguas oficiales del país, se caracteriza por la defensa de los derechos laborales de los escritores. Cabe destacar que también es la encargada de gestionar el portal literaturschweiz.ch, un interesante metabuscador que ofrece una extensa variedad de recursos de todo tipo para escritores, incluido un amplio directorio de gran utilidad.

Y es que Suiza cuenta con numerosos espacios literarios repartidos por toda su geografía. Los más conocidos son, quizá, las casas de la literatura de Basilea y de Zúrich. Punto de encuentro de escritores, lectores y todos aquellos que estén interesados en el mundo de las letras, son el lugar idóneo para tardes de libros y café amenizadas por conversaciones de índole cultural. Además, ambas forman parte de una red internacional de Literhäuser (www.literaturhaus.net), a la que también están adheridas instituciones similares de Alemania y de Austria.

Basler-Papiermuehle

Otro equipamiento a tener en cuenta, aunque en este caso sea para visitar, es el Basler Papiermühler (www.papiermuseum.ch); molino medieval reconvertido en museo, donde la historia del papel, de la escritura y de la imprenta es la protagonista.

Con la llegada de la imprenta, Basilea se convirtió en un importante centro editorial. Basilea, Basler Papiermühler

Estos espacios son, en algunos casos, gestionados por asociaciones o fundaciones. Y es que, como no podía ser de otro modo, y dado el gusto que profesan los suizos por el asociacionismo, son muchas las agrupaciones registradas cuya actividad está vinculada al mundo de los libros y de la escritura. Entre ellas se encuentran la ginebrina Compagnie des Mots, círculo que posibilita a los escritores en lengua francesa compartir veladas con sus lectores, y la Gesellschaft für die Erforschung der Deutschschweizer Literatur (‘Sociedad para la investigación de la literatura en lengua alemana’, www.gedl.ch), la que pone especial énfasis en el estudio del paisaje literario suizo, tanto histórico como contemporáneo, de habla germana.

Mención especial aparte merece la Fundación Jan Michalski para la escritura y la literatura (aludida unos párrafos más arriba por sus “residencias para escritores”). Comprometida con la promoción de la creación literaria, su principal objetivo es apoyar a los escritores para que saquen adelante sus obras, bien sea a través de ayudas económicas, estancias o la organización de diversos eventos.

Salón-GinebraEventos como los que llenan cada año de libros y letras todo el país. El más destacado, sin duda alguna, es el Salón Internacional del Libro y de la Prensa (www.salondulivre.ch). Celebrado en Ginebra a finales del mes de abril, constituye un referente para la literatura francófona a nivel mundial. Además, y como es lógico, las principales ciudades del país también promueven este tipo de eventos, eso sí, a menor escala. Así, Basilea acoge a mediados del mes de noviembre el Festival Internacional de Literatura BuchBasel (www.buchbasel.ch), durante el que se da a conocer el nombre del ganador del Schweizer Buchpreises, el premio más prestigioso a nivel nacional en lo que a escritores se refiere. Y Zúrich, por su parte, es sede a finales de octubre del festival Zürich liest (www.zuerich-liest.ch), el mayor evento literario de estas características en Suiza.

No obstante, y con independencia de su tamaño, son muchas las poblaciones que se suman a las fiestas de las letras. Los llamados Literaturtage (‘Días de la literatura’) son los que cuentan con más adeptas. Durante varios días —normalmente fines de semana—, las calles de las localidades organizadoras se engalanan para acoger diferentes actividades como exposiciones, charlas, coloquios o encuentros con autores, todas ellas con el único propósito de ensalzar la literatura.

Y es que, ya sea en Deutsch, français, italiano o rumantsch, la tinta corre por igual por las venas de todos ellos.

 

Cristina P. García

 

Anuncios

Un comentario en “Suiza para escritores: guía básica para no perderse

  1. Pingback: Suiza para escritores – Educa*motiva*crea

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s