20 consejos para crear historias de terror (Primera parte)

Se acerca el día de Todos los Santos o, si lo preferís, Halloween. Por eso hemos elegido durante estas semanas compartir unos consejos sobre cómo escribir historias llenas de tensión, miedo… terror.

Yace tumbada sobre un colchón húmedo y mugriento, en penumbra, mientras aquellas paredes mohosas y cubiertas de sangre, se aproximan cada vez más; quiere gritar y no puede. ¿Dónde está? ¿Por qué? Desesperada busca una salida. Intenta escapar. De repente, algo sujeta uno de sus tobillos y la arrastra hacia abajo. ¡Nooo! Cierra los ojos, no quiere mirar ni… Aterrorizada comienza a dar patadas una y otra vez sin poder soltarse. Agotada, se desploma. Una extraña sombra se cierne sobre ella cuando…

“La emoción más antigua y más intensa de la humanidad es el miedo, y el más antiguo y más intenso de los miedos es el miedo a lo desconocido”. Lovecraft

 

El terror es diferente, nos subyuga, atrae y mantiene en tensión hasta el final. Pero también se puede disfrutar mientras lo escribimos. No existe una fórmula mágica para escribir historias de terror, pero si juegas un poco con las herramientas que te damos aquí,  serás capaz de escribir una historia de miedo fantástica. ¿Te apuntas?

Ofrece un ambiente espeluznante, usando los cinco sentidos, con personajes interesantes y juega con ellos a favor (o en contra), mezcla también alguna fuerza oscura o fenómeno inquietante, ponlos en serio riesgo, construye este conflicto y si el lector sigue a tus personajes al infierno y de vuelta, mantendrás a tu lector en tensión al borde de su asiento.

 

En esta primera parte veremos 10 consejos sobre el género de terror y cómo generar ideas sobre el mismo. La próxima semana nos centraremos en otros diez consejos sobre cómo crear tus personajes, el clímax de terror, el final… imprevisto. Ah, y un extra sobre cómo revisar nuestro texto una vez que ya lo hemos finalizado.

Comprender el género de terror


miedo1. Sé consciente de la naturaleza subjetiva de las historias de horror. Como en el caso de la comedia, el horror puede ser un género difícil de escribir porque lo que hace desesperar o gritar a una persona puede resultar aburrido o sin emoción para otra. Pero como sucede con una buena broma, los maestros del género han creado varias veces buenas historias.[1] Aunque la que tú escribas no atraiga a todos los lectores ni suscite gritos de terror, es muy probable que haya aunque sea uno que reaccione horrorizándose con ella.

2. Lee varios tipos diferentes de historias de horror. Familiarízate con el género leyendo ejemplos buenos, desde las historias clásicas de fantasmas hasta la literatura contemporánea. Como dijo una vez el famoso escritor de horror, Stephen King, para ser un escritor de verdad, tienes que “leer y escribir mucho”.[2] Piensa en las historias de fantasmas o las leyendas urbanas que se contaban alrededor de una fogata cuando eras niño o en cualquier cuento de terror premiado que hayas leído en la escuela o por tu cuenta. Sería bueno que leas ejemplos específicos como:

  • “La pata de mono”, una historia del siglo XVIII escrita por William Wymark Jacobs sobre tres deseos terribles que son concedidos por una pata de mono mística.[3]
  • “El corazón delator”, un cuento corto psicológicamente perturbador del maestro del horror Edgar Allen Poe sobre asesinato y tormento.[4]
  • “El caso de los veinticuatro mirlos”, la interpretación de Neil Gaiman de la canción infantil de Humpty Dumpty.[5]
  • Sería descuidado si no leyeras una historia de horror escrita por el que podría decirse que es el maestro del género, Stephen King, quien ha escrito más de 200 cuentos cortos y ha utilizado diferentes técnicas para asustar a sus lectores. Aunque hay muchas listas de sus mejores historias de horror[6], lee “El dedo móvil”[7]o “Los chicos del maíz” para hacerte una idea de su estilo.
  • La escritora contemporánea Joyce Carol Oates también tiene una historia de horror famosa llamada “¿A dónde vas? ¿Dónde has estado?” que utiliza el terror psicológico de una manera muy efectiva.[8]

3. Analiza las historias de horror que se presentan como ejemplo. Elige una o dos que te gusten leer o en las que te parezca interesante la manera en que se utiliza el entorno, la trama, los personajes o los giros en la historia para crear horror o terror. Por ejemplo:

  • En “El dedo móvil” de King, el autor trabaja con el siguiente argumento: un hombre cree que ve y escucha un dedo humano móvil que rasca la pared de su baño; luego el dedo lo sigue durante un corto periodo de tiempo en el que el hombre trata de evitarlo, hasta que se ve obligado a enfrentar el temor que le causa. King también utiliza otros elementos como un juego de Jeopardy y una conversación entre el personaje principal y su esposa para profundizar la sensación de suspenso y pavor.
  • En “¿A dónde van? ¿Dónde han estado?”, Oates asienta al personaje principal, una muchacha llamada Connie, proporcionando escenas de su vida cotidiana. Luego se concentra en un día funesto en el que dos hombres estacionan su auto mientras Connie está sola en casa. Oates usa el diálogo para crear una sensación de pavor y deja que el lector experimente el creciente temor de Connie a causa de la amenaza que suponen estos hombres.
  • En ambas historias, el horror o terror se genera por medio de una mezcla de impacto y pavor, utilizando unos elementos que podrían ser sobrenaturales (un dedo humano móvil) y otros que perturban psicológicamente (una muchacha sola con dos hombres).

Si quieres ser un escritor, debe hacer dos cosas por encima de todas las demás: leer mucho y escribir mucho. Stephen King

Crear ideas para la historia

 

 

stephen-king

Stephen King trabaja en su oficina en casa en Maine, en 1980.

1. Piensa en lo que te da más miedo o más asco. Aprovecha tus temores a perder algún miembro de tu familia, a estar solo; o a la violencia, los payasos, los demonios o incluso las ardillas asesinas. Entonces tu temor se manifestará en las páginas y tus experiencias o exploraciones acerca de él también atraparán al lector.[9]

  • Haz una lista de tus mayores temores. Después, piensa en la manera en que reaccionarías si no pudieras escapar o estuvieras obligado a enfrentarlos.
  • También puedes hacer una encuesta y preguntar a qué le teme más tu familia, tus amigos o tu pareja. Obtén algunas ideas subjetivas del horror.

2. Toma una situación ordinaria y conviértela en un episodio horroroso. Otro enfoque es observar una situación normal y cotidiana como caminar por el parque, cortar un pedazo de fruta o visitar a un amigo, y añadirle un elemento aterrador o extraño. Por ejemplo, podrías encontrarte con una oreja cortada mientras estés caminando, cortar un pedazo de fruta que se convierta en un dedo o un tentáculo, o visitar a un viejo amigo y que este no tenga idea de quién eres o asegure que eres alguien diferente.[10]

  • Utiliza tu imaginación para darle un giro horroroso a una actividad o un escenario normal de todos los días.

3. Utiliza el entorno para limitar o atrapar a tus personajes en la historia. Una manera de crear una situación que induzca terror en un lector es restringir los movimientos de tu personaje de modo que se vea obligado a enfrentar su temor y, luego, intente escapar.[11]

  • Piensa en el tipo de espacios confinados que te dan miedo. ¿En qué lugar te daría más miedo quedar atrapado?
  • Atrapa a tu personaje en un lugar confinado, como un sótano, un ataúd, un hospital abandonado, una isla o un pueblo abandonado. Esto creará un conflicto o una amenaza inmediatos para el personaje y llenará tu historia de una tensión o un suspenso en seguida.

4. Haz que tus personajes restrinjan sus propios movimientos. Quizás tu personaje sea un hombre lobo que no quiere herir a nadie en la siguiente luna llena y, por lo tanto, se encierra en el sótano o en una habitación. Por otro lado, tal vez tu personaje tenga tanto miedo de un dedo cortado que está en su baño que hace todo lo posible por evitar dicha habitación hasta que este lo atormenta tanto que se obliga a entrar y lo enfrenta.[12]

5. Crea emociones extremas en tu lector. Como el horror depende de la reacción subjetiva del lector, la historia debe esmerarse por crear sensaciones extremas en él, como:

  • Impacto: la manera más simple de atemorizar al lector es impactarlo con un final imprevisto, una imagen repentina de sangre o un momento rápido de terror. Sin embargo, generar temor por medio del impacto puede conllevar sustos de mal gusto y, si se utiliza demasiado, podría volverse predecible o probablemente asustar menos al lector.
  • Paranoia: la sensación de que algo no está bien, lo que puede resultar inquietante para el lector, hace dudar al personaje sobre su entorno. Cuando se utiliza de la manera más efectiva, esta sensación puede lograr que el lector dude inclusive de sus propias creencias o ideas del mundo. Este tipo de miedo es genial para las historias lentas que van acumulando tensión o las psicológicas.
  • Pavor: este tipo de miedo es la sensación horrible de que algo va a suceder. Este funciona bien cuando el lector se conecta profundamente con la historia y empieza a interesarse tanto en los personajes como para tener miedo de que algo malo les pase. Inspirar pavor en un lector es complicado pues dependerá mucho de la historia para mantenerlo involucrado; pero es un tipo de miedo poderoso.

6. Usa detalles espeluznantes para crear terror en tu lector. Stephen King afirma que hay varias maneras claves para crear un sentimiento de horror en una historia que luego pueda suscitar diferentes reacciones en el lector.[13]

  • Utiliza detalles asquerosos como una cabeza cortada rodando por las escaleras, algo verde y viscoso que aterriza sobre tu brazo o un personaje que se cae dentro de una piscina de sangre.
  • Utiliza detalles no naturales (o el miedo a lo desconocido o lo imposible) como unas arañas del tamaño de un oso, un ataque de los muertos vivientes o una garra alienígena agarrando los pies de alguien en una habitación oscura.
  • Utiliza detalles psicológicos aterradores como un personaje que vuelve a casa y se encuentra con otra versión suya o uno que experimenta pesadillas paralizantes que luego afectan su sentido de la realidad.

7. Crea un esquema de la trama. Una vez que encuentres tu argumento y tu entorno, determines qué emociones extremas vas a desarrollar y decidas qué tipo de detalles espeluznantes utilizarás en la historia; crea un esquema aproximado de la historia.

  • Puedes utilizar la pirámide de Freytag[14]para elaborar un esquema, que comienza con la exposición del entorno y la vida o el día de los personajes; continúa con su conflicto (un dedo cortado en el baño, dos hombres en el carro), progresa a una acción creciente en que estos tratan de resolver o actuar en contra de dicho conflicto pero se encuentran con muchas dificultades y obstáculos; alcanza el clímax; y luego termina en una acción descendiente que llega a la resolución donde los personajes han cambiado o (en algunos tipos de horror) se encuentran con una muerte horrorosa.

 

Referencias

 

  1. https://litreactor.com/columns/storyville-writing-horror-stories
  2. http://www.npr.org/templates/story/story.php?storyId=128239303
  3. http://www.castleofspirits.com/monkeyspaw.html
  4. http://xroads.virginia.edu/~hyper/POE/telltale.html
  5. http://neilgaiman.com/p/Cool_Stuff/Short_Stories/The_Case_of_the_Four_and_Twenty_Blackbirds
  6. http://whatculture.com/books/13-best-stephen-king-short-stories-of-all-time.php
  7. https://www.youtube.com/watch?v=M42_OLV4qgk
  8. http://celestialtimepiece.com/2015/01/21/where-are-you-going-where-have-you-been/
  9. https://litreactor.com/columns/storyville-writing-horror-stories
  10. http://referenceforwriters.tumblr.com/post/60572428904/7-helpful-tips-to-writing-good-horror-stories
  11. http://blog.karenwoodward.org/2014/06/17-ways-to-write-terrifyingly-good.html
  12. http://blog.karenwoodward.org/2014/06/17-ways-to-write-terrifyingly-good.html
  13. http://www.writersdigest.com/editor-blogs/there-are-no-rules/the-horror-genre-on-writing-horror-and-avoiding-cliches
  14. https://everwalker.files.wordpress.com/2014/07/freytags_pyramid.png

 

 

Fuente

 

Anuncios

3 comentarios en “20 consejos para crear historias de terror (Primera parte)

  1. Pingback: 20 consejos para escribir historias de terror (parte final)AENOVELES | Página web de la Asociación de Escritores Noveles

  2. Pingback: 20 consejos para escribir historias de terror (Segunda parte) |

  3. Pingback: 20 consejos para crear historias de terror (Primera parte) | Tecnología en Secundarias Generales

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s