Cómo escribir una buena novela (III)

Durante las últimas dos semanas hemos ido comentando algunos puntos a tener en cuenta a la hora de escribir una buena novela como son el planteamiento, los personajes, el ritmo narrativo, el clímax, los cambios de tiempo…

Ahora vamos a continuar con la tercera parte:

La escritura es un oficio que requiere de formación, de práctica y, sobre todo, de experiencia lectora. Todo buen escritor ha de ser un magnífico lector pues, como dice Vila-Matas, no podemos olvidar que “escribimos siempre después de otros”. La tradición literaria a la que pertenecemos contiene las lecciones de los grandes maestros que nos precedieron. No hay mejor escuela literaria que la Literatura.

«Si no tienes tiempo para leer, no tienes tiempo –ni las herramientas– para escribir. Tan simple como eso». Stephen King

El trabajo del escritor no termina cuando éste logra poner ese ansiado punto final a su novela. Es entonces cuando comienzan a asediarle distintas disyuntivas. ¿Qué hago ahora con mi manuscrito? ¿Qué he de hacer para publicarlo? ¿Cuáles son los pasoscursos on line a seguir? El final de la escritura es el comienzo de un viaje que, para casi todos los escritores noveles, será largo y tedioso y que requerirá de grandes dosis de perseverancia. Es un momento que nos obligará a  tomar muchas decisiones importantes. Hoy en día, existen numerosas empresas especializadas en la edición que pueden servirnos de guía. Encargar una corrección exhaustiva o un informe de lectura de nuestro manuscrito a especialistas, nos ayudará a terminar de pulir el texto antes de lanzarnos a la búsqueda de editoriales. A la hora de publicar, hay distintas opciones posibles. La búsqueda de un agente literario que se dirija por nosotros a las editoriales y que se encargue de la promoción de nuestra novela una vez publicada, es una de ellas, aunque también podemos decidir prescindir de intermediarios y convertirnos en nuestros propios “agentes”. Los premios literarios pueden constituir una alternativa cuando queremos publicar. Otras fórmulas, como la autoedición, están cada vez más extendidas. Tomar las decisiones adecuadas al finalizar nuestro libro puede determinar el futuro del mismo; estar bien asesorados en ese proceso, así como contar con las herramientas pertinentes (saber elaborar una buena carta de presentación, hacerse con una base de datos con las direcciones de las editoriales que nos interesan…) es imprescindible para asegurar que nuestro esfuerzo llegue finalmente a buen puerto.

«El primer borrador es una mierda». Ernest Hemingway

Los talleres de novela son excelentes laboratorios de creación donde, con ayuda de un tutor, tenemos la oportunidad de aprender a mezclar los elementos de nuestra narración con habilidad y hallar la fórmula perfecta para contar nuestra historia. En el Tutorial de novela se mezcla el conocimientos teórico, ejercicios de corrección guiados y consejos sobre pulir nuestra novela, imprescindible para todo novelista novato.

Olalla Castro

La próxima semana nos centraremos en tres puntos importantes y básicos, cuando decidimos editar nuestra novela: portada, título y sinopsis.

¿Qué tiene y no tiene que decir nuestra portada?

¿Cómo buscar un buen título?

¿Cómo tiene que ser una buena sinopsis?

No te pierdas los dos anteriores:

Cómo escribir una buena novela y… no morir en el intento (I)

Cómo escribir una buena novela (II)

Anuncios

2 comentarios en “Cómo escribir una buena novela (III)

  1. Un artículo muy interesante porque pone el dedo en la llaga: ¿y después qué? Tan importante es desde el punto de vista de un escritor novel (y quizás también desde el punto de vista del escritor editado) que a veces me pregunto si no debería condicionar más nuestra novela. Porque, pongamos que te pones a escribir y trabajar y corregir de la manera más ortodoxa, pongamos que has ido a un taller de novela y contado con los servicios de una empresa de edición y corrección, y pongamos que has escrito una novela de 700 páginas. ¿Qué haces ahora con eso? ¿La envías a un concurso que te pide tres ejemplares a doble espacio por una cara? ¿A un agente que se va a arriesgar presentando semejante tocho? ¿A una editorial? Por muy escrita que esté, creo, a mi pesar, que una primera novela, si realmente deseas que tenga una oportunidad, debe ser una obra entre 200 y 300 páginas. Y si piensas en aprovechar seriamente la vía de los concursos literarios, mejor escribir una novela breve, de entre 80 y 100 páginas, porque hay muchos más certámenes de novela breve que de novela larga, porque son concursos más “limpios” y porque, además, suelen incluir todos ellos la publicación de la obra galardonada.
    Un saludo

    Me gusta

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s