Autoedición o autopublicación, no es lo mismo

¿La autoedición no existe?

Si buscamos por Internet encontraremos multitud de post (más de 51.000 entradas) que nos hablarán de cómo autoeditar o autopublicar, utilizando de forma similar ambos términos cuando se refieren a cosas muy distintas.

¿Qué diferencias existen entre “autopublicarse” y “autoeditarse”?

Mariana Eguaras, consultora editorial, ha escrito un post en su blog donde cuestiona ambos términos y declara que la autoedición no existe. Para ello esgrime argumentos muy claros «Autoeditarse significa que el autor realiza sobre su propia obra las tareas propias de un editor, que son muy amplias y variadas».

Y nos hace una serie de preguntas a los escritores:

  • ¿Puede un autor evaluarse a sí mismo si ha planteado claramente lo que quierecorrecciones decir en su manuscrito?
  • ¿La historia planteada atrapa la atención del lector desde el comienzo hasta el final?
  • ¿Puede evaluar si los personajes que ha incluido en la novela suenan reales, dicen lo que quieren decir cuando hablan y mantienen el tono a lo largo de toda la trama?
  • ¿Estos personajes son convincentes y están bien desarrollados? ¿Funcionan los diálogos entre ellos?
  • ¿Puede un autor evaluar si las ideas expresadas se encadenan con una determinada lógica y los términos están bien definidos?
  • ¿Puede un escritor determinar si su manuscrito posee un lenguaje correcto, si hay coherencia, uniformidad, sentido, claridad, fluidez y estructura en sus textos?
  • Asimismo, ¿puede determinar si su escritura está gramatical, sintáctica y lexicográficamente bien redactada?

El artículo es muy bueno y estoy de acuerdo con su contenido, salvo en una cosa: un autor sí puede autopublicarse con la misma calidad de una edición.

Para ello, el escritor o escritora debe suplir la falta de conocimiento contratando los servicios de un profesional que realice aquellos servicios esenciales, si quiere que su obra esté bien editada:

  • Una valoración y/o corrección de la obra completa: estilo (fondo y forma), ortografía, puntuación…
  • La maquetación del texto —recordando que la maquetación para impresión en papel 0 en formato digital son diferentes.
  • El diseño de la portada y la sinopsis (dos aspectos muy importantes).
  • No olvidar un buen marketing para escritores que nos enseñe a promocionarRedes sociales nuestro libro en las Redes Sociales y crear “marca”, es decir, conseguir que nuestro libro sea atractivo para los lectores, y para algún editor interesado en su publicación.

Claro que tenemos que ser realistas, esto va a elevar el presupuesto inicial para la edición
de nuestro libro. ¿Merece la pena este gasto? Sí, rotundamente. Queremos ver publicado nuestro libro, cierto, pero no olvidemos que es nuestra presentación en el mundo literario y que, por muy maravillosa que sea nuestra historia, si está sin corregir (todos cometemos errores, incluso los escritores más consagrados), sin maquetar correctamente (palabras cortadas, líneas que saltan, párrafos con separaciones extrañas…) y con una portada y una sinopsis que sean un desastre,  se morirá en una larga agonía.

Escribir es un oficio y si tu sueño es ser “escritor o escritora“, no dejes de perseguirlo, cree en ti, porque si tú no crees cómo esperas que lo hagan los demás. Si las editoriales tradicionales te dicen no, sigue escribiendo, busca otras opciones o autopublica con la ayuda de profesionales que “vestirán” tu obra para la ocasión.

El_peor_libroPero ¡ojo!, no tenemos que dejarnos llevar por el deseo de ver nuestro manuscrito publicado a toda costa y caer así en las manos de muchas “editoriales de autoedición” que, realmente, nada tienen de editores y sí mucho de engaño. Suelen prometer todo lo que hemos comentado anteriormente, incluida una distribución a nivel nacional (incluso en Hispanoamérica), para encontrarnos después con la cruel realidad: acumularemos cajas de libros en casa que no han pasado ningún tipo de corrección, que no cuentan con una buena maquetación del texto ni una buena portada ni sinopsis, y que encima no se distribuye en absoluto, salvo que vayamos puerta a puerta por las librerías de nuestra ciudad, comunidad, etc.

En estas fiestas navideñas donde solemos ponernos metas, anímate en el 2015 a perseguir tu sueño. Para ello, como en cualquier otra profesión, no te olvides de formarte para aprender a utilizar las herramientas y las técnicas; lee mucho, siempre; escribe, corrige, reescribe… y sigue escribiendo. No lo dudes, llegará tu momento.

Covi Sánchez
Anuncios

3 comentarios en “Autoedición o autopublicación, no es lo mismo

  1. Pingback: Autoeditarse y Autopromocionarse es posible |

  2. Muchas gracias, Covi, por la mención. Aclaro que el título de la entrada lo busqué “polémico” adrede, para dar un poco de vidilla en las redes 😉 En realidad, cualquier autor puede autoeditarse lo que yo pongo en cuestión es si es capaz de abstraerse lo suficiente de su obra como para evaluarla con otros ojos que no sean los de un escritor. A mí me pasa con las entradas de mi blog, que solo con dejarlas descansar unos días le encuentro incoherencias y errores, incluso con las que escribí hace tiempo de vez en cuando las retoco. Es decir, siempre hay textos para cambiar, retocar, mejorar, etc.
    Revisaré la entrada porque no recuerdo que haya afirmado que un autor no pueda autopublicarse con la misma calidad que lo hace una editorial. Entre otras cosas, porque doy fe que así es, ya que ahora mismo estoy trabajando con cuatro autores diferentes que publicarán por su cuenta y están realizando los mismos procesos editoriales que una editorial. Es una tendencia que estoy observando desde hace unos meses: los autores buscan que sus libros tengan ediciones profesionales porque evidencian que con ello tienen una calidad garantizada (que no las ventas, que van por otros derroteros). Además, publicar con una editorial, como bien señalas, ya no es garantía de calidad…
    ¡Feliz 2015!

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias a ti, Mariana, por tu blog, es muy interesante leer tus entradas, informan y ayudan, siempre necesario. Como bien dices, es un tema controvertido, de ahí que nos pareciera importante el comentarlo. Es cierto, ahora las cosas han cambiado, y lo que pretendíamos con la entrada es dejar constancia de la importancia de un buen trabajo previo, además del propio del autor al escribir su obra, para que esta tenga la calidad garantizada que, al menos, le ofrezca más opciones, aunque estas no vayan parejas ni aseguren las futuras ventas.
      Un abrazo y ¡Feliz 2015!

      Me gusta

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s