Un recuerdo para Álvaro Mutis, fallecido el domingo 22 de septiembre de 2013

Álvaro Mutis, fallecido en México a los 90 años, viajó a España en numerosas Álvaro Mutisocasiones, y no solo para recoger premios y distinciones. El creador de Maqroll el Gaviero participó también en seminarios y cursos sobre su obra, en festivales de poesía y en presentaciones de libros: “Yo he vivido con los ojos puestos en España y en la literatura española”, dijo en 1992.

Ese incansable viajero que era Mutis fue distinguido en 2001 con el Premio Cervantes, considerado el premio literario más importante en el universo de la lengua española.

Al escritor le hizo especial ilusión ese premio, porque siempre sintió “una gran veneración” por Cervantes, cuya vida fue para él “una lección, un entrañable y conmovedor ejemplo de lo que es el destino humano, porque a pesar de que vivió situaciones terribles creó una obra espléndida y siempre moderna”, según contó días antes de recibir el galardón en 2001.

Su discurso de agradecimiento del Cervantes, de tres páginas, fue de los más breves que se recuerdan en la historia del premio, si se exceptúa el de Borges, que no llegó a dos. Esa brevedad no impidió que ensalzara en sus palabras la figura de Cervantes, creador de una obra en la que “el genio está presente en cada línea para mostrar, con lúcida evidencia, nuestro precario paso por la tierra”.

El que este premio se lo entregara el Rey también lo llenó de satisfacción, dado que sentía “verdadera devoción” por el monarca español, “un rey ejemplar en la historia de la monarquía y de las monarquías europeas”.

A finales de 2001, cuando resultó ganador del Cervantes, el entonces director de la Real Academia Española y presidente del jurado, Víctor García de la Concha, definió a Mutis como “un caballero andante de la palabra”.

Fue también en 2001 cuando se publicaron en España en un solo volumen sus siete novelas protagonizadas por el marino trashumante Maqroll el Gaviero.

Entonces en una entrevista con EFE el escritor colombiano se mostraba pesimista con la situación del mundo y dijo que no tenía esperanzas de que el hombre pudiera sobrevivir a su propia miseria. “Estoy decepcionado de la humanidad, no hay un solo paso, decisión o acto que no sea absolutamente demente, comenzando por los atentados del 11 de septiembre”.

En 1997 Mutis recibió dos de las distinciones más importantes: el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana y el Príncipe de Asturias de las Letras.

 Cuando recibió en Oviedo este segundo galardón, Mutis alertó contra el avance imparable de la tecnología y dijo que el mundo asiste “a la vertiginosa agonía de todos los principios y certezas que han signado durante milenios la conducta del hombre”. Ese avance imparable era otra de sus preocupaciones de los últimos años.

Los nuevos medios electrónicos, decía el gran escritor, “conspiran para anular la noción del individuo y la existencia misma de la persona que casi nada cuenta ya”.

Y fue en noviembre del 97, en el Palacio Real de Madrid cuando… + Leer más

Anuncios

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s