Muere Tom Sharpe, autor de libros humorísticos como «Wilt»

El-escritor-Tom-SharpeEl escritor británico Tom Sharpe falleció la pasada madrugada en su domicilio de Llafranc (Costa Brava) a los 85 años.

El autor de novelas humorísticas tan populares como Wilt, Reunión tumultuosa o Exhibición impúdica murió debido a problemas circulatorios relacionados con la diabetes. En 1989, la obra Wilt fue llevada al cine bajo la dirección de Michael Tuchner.

Hijo de un ministro de la iglesia anglicana, de educación victoriana y que no dudaba en maltratar al Tom niño, Sharpe vivió hasta los seis años en Johannesburgo (Sudáfrica), empezando ya en la adolescencia a escribir, inspirado en la figura del progenitor, quien también tuvo veleidades fascistas.

Por una carambola familiar, ingresó en la Universidad de Cambridge, donde estudió Letras e Historia, y se enroló después en la Marina Real británica.

De regreso a Johannesburgo en 1951, trabajó como asistente social y, posteriormente, fue profesor y fotógrafo.
Acusado de actividades subversivas por publicar artículos contra la segregación racial, ingresó en la prisión de Maritzburg, y acabó expulsado del país africano.

Tom Sharpe se trasladó al Reino Unido, donde fue profesor de Historia y Literatura en el Cambridge College of Arts and Technology, contratado en 1969 para escribir sobre sus vivencias en Sudáfrica.

Sobre este asunto escribió su primera gran novela, Riotous Assembly (Reunión tumultuosa, 1971), a la que siguió Exhibición impúdica (1973).

Más tarde, firmó Porterhouse blue (Zafarrancho en Cambridge, 1974); Blott on the Landscape (Blott a la vista, 1975) y un año después llegó su novela Wilt, su obra más exitosa, en la que ridiculiza la cultura popular británica, y primera parte de una saga compuesta por otras cuatro novelas: Las tribulaciones de Wilt, ¡Ánimo, Wilt!, Wilt no se aclara y La herencia de Wilt.

Con Henry Wilt, un personaje que trabaja como profesor en una escuela politécnica y casado con una dominante esposa a la que sueña asesinar, un irreverente Sharpe satiriza la tradicional y “reprimida” sociedad británica, bajo la que palpitan las más atrevidas fantasías sexuales.

Sharpe llevaba más de 20 años viviendo en la localidad de la costa gerundense, desde donde en el año 2010 escribió una carta a La Vanguardia por el apagón que sufrió la zona durante el temporal.

Tomp Sharpe, que residía solo en una casa de Llafranc, en el municipio de Palafrugell, falleció hacia la una de la madrugada como consecuencia de unas complicaciones de la diabetes que padecía y que en los últimos días le habían dejado en estado de postración.

La portavoz de Anagrama señaló que el cuerpo de Sharpe será trasladado próximamente al tanatorio de Palafrugell, donde se esperará la llegada este fin de semana de una hija del escritor que reside en América.

Su cuerpo será incinerado y sus cenizas serán esparcidas en Llafranc, y en otras dos localidades británicas, una de ellas Cambridge, donde estudió historia en su famosa universidad.

Adaptación teatral

El autor británico Tom Sharpe estaba “feliz” con la iniciativa española de llevar al teatro Wilt y “encantado” con el resultado, al contrario de lo que le sucedió con la adaptación cinematográfica que hizo su país.

El coadaptador y productor ejecutivo de la obra teatral, José Antonio Vitoria, se ha mostrado en declaraciones a Efe consternado por la noticia del fallecimiento y ha asegurado que el autor británico era una persona “excelente” y con un gran sentido del humor.

La compañía, ha dicho, dedicará al escritor las tres funciones que tiene programadas en Logroño la semana próxima de Wilt, que protagonizan Fernando Guillén Cuervo y Ana Milán.

Vitoria ha explicado que a pesar del éxito que tuvo la novela, hasta que Garbi Losada, coadaptadora y directora de la función, y él tomaron la iniciativa nadie más le había propuesto llevarla a escena.

“Hablamos con su representante, nos dio permiso condicionado a que le gustara el texto, porque la adaptación al cine no le había complacido, y nos pusimos a trabajar sobre ello”.

Les invitó a su casa de Llafranc y les dijo que le habían “traicionado” porque la historia no ocurría cronológicamente sino en “flashback” pero que eso hacía, precisamente, que se salvaguardara su “esencia”.

Fue “encantador” con ellos y bromeó mucho con los actores: a Ana Milán le decía que ella no podía ser la protagonista porque era “demasiado guapa” y a Fernando Guillén Cuervo, con quien hizo “muy buena amistad”, que le iba “perfecto” el papel.

Sharpe fue a ver el estreno en Zaragoza junto a su mujer y a una amiga y “le gustó mucho lo que vio en escena”, ha recordado Vitoria, inmerso en el estreno mundial en Mérida de la adaptación de El nombre de la rosa.

 Fuente: lavanguardia.com

 

Anuncios

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s