Día Internacional de los trabajadores y la Literatura. Festividad del 1 de Mayo.

Cuarto_Estado_Giuseppe_PellizzaLa festividad del Día Internacional de los Trabajadores, se estableció en 1.889 en París, en un acuerdo del Congreso Obrero Socialista, como lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago. Estos obreros sindicalistas fueron ejecutados en Estados Unidos por su participación en las jornadas de lucha por la consecución de la jornada laboral de ocho horas, que tuvieron su origen en la huelga iniciada el 1 de mayo de 1886 y su punto álgido tres días más tarde, el 4 de mayo, en la Revuelta de Haymarket.

Curiosamente, aunque esta fiesta se celebra en muchos países, en Estados Unidos y Canadá no se celebra en mayo, sino el primer lunes de septiembre y se denomina Labor Day, organizado por la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo (Knights of Labor, en inglés).

En la literatura nos encontramos con autores que supieron reflejar la realidad social de su tiempo. La miseria de aquellos que trabajaban de sol a sol. Pero lo mejor es ver algunos ejemplos de lo que la Literatura nos ha ido dejando a lo largo de su historia.

Un pequeño homenaje a la Literatura a través de este pequeño recorrido con…

Oliver_Twist_DickensOliver Twist, de Charles Dickens (1.839), una crítica social a la pobreza y a la estratificación social de la sociedad victoriana.La_tribuna_Emilia_Pardo_Bazán

La tribuna, de Emilia Pardo Bazán (1.883), una obra de gran interés histórico y sociológico, que tiene como protagonista el mundo obrero de aquella época preindustrial. Un hito en la Literatura del Siglo XIX al contar con una protagonista femenina, la Tribuna.

Germinal, de Émile Zola (1.885), una obra dura y realista sobre la huelga de los mineros en elGerminal_Emile_Zola norte de Francia (1.860).

La lucha por la vida, de Pío Baroja (Trilogía, 1.904). Una trilogía realista que nos cuenta el malestar social que existía en la clase baja madrileña de su época. En esta obra, a pesar de que los personajes quieren salir del mundo en el que viven, ven ahogadas todas  sus esperanzas y, en ocasiones, se ven perdidos en el propio camino que han iniciado de ascenso.

la_bodega_Blasco_IbañezLa bodega, de Blasco Ibáñez (1.905), una obra impactante que retrata el campo andaluz con sus terratenientes y los jornaleros, sometidos a la voluntad de estos.

Luces de Bohemia, de Valle-Inclán (1.924), un esperpento que refleja la decadencia de la sociedad española, donde no hay lugar para el trabajador o el genio, sino para el canalla y la infamia. Todos los personajes aparecen distorsionados, salvo el anarquista que está a punto de ser fusilado, quien es tratado con el máximo respeto, con una visión positiva, siendo la persona más “lúcida” de todo el libro, junta a Max Estrella en sus últimos Momentos.

Las_uvas_de_la_ira_SteinbeckLas uvas de la ira, de John Steinbeck (1.951), una novela donde se nos muestra a los Okies (vagabundos de la cosecha), considerados ignorantes bestias de carga de las que no se podía prescindir, pero a quienes se trataba con desprecio y se maltrataba; gentes que perdieron sus granjas por la Gran Depresión, las tormentas y la voracidad de los bancos.

La Colmena, de Camilo José Cela (editada en España en 1.951), obra que refleja la realidad social de la postguerra española, sobre todo de la clase media baja y de la pequeña burguesía venida a menos, y que cuenta con trescientos personajes. Una crítica de la situación política y social, donde «los vencedores» ascienden a puestos superiores, mientras «los vencidos» tienen que vaganbudear por las calles, prostituirse o vivir de la caridad de los otros, con un transfondo de podedumbre en un Madrid agonizante.

 la_noria_luis_romero

La noria, de Luis Romero (1.951), una de las mejores obras sobre la Barcelona de la postguerra. También es una novela coral, como La Colmena, y donde cada descripción es una etopeya de la época.

La verdad sobre el caso Savolta, de Eduardo Mendoza (1.975). Una obra que retrata el La_ciudad_de_los_prodigios_Mendozadescontento de la clase trabajadora de primeros de siglo, dando lugar a la aparición de movimientos anarquistas, sindicalistas y socialistas.

La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza (1.986). Una novela que nos cuenta como los cambios urbanísticos, sociales y económicos de la ciudad acompañan a un campesino que en 1887 abandona su aldea en los Pirineos y llega a Barcelona con la intención de hacer fortuna.

Y despuésreacciona_jose_luis_sampedro de este pequeño recorrido, no podríamos obviar obras actuales como ¡Indignaos! y ¡Comprometeos!, del escritor francés, Stéphane Hessel.

O Reacciona, del autor recientemente fallecido, Jose Luis Sampedro, quien también prologó y presentó la traducción al castellano del libro ¡Indignaos! en nuestro país.

Bibliografía: Wikipedia , Tránsito Villarino, biombohistorico, abc.es, José Francisco Durán

Anuncios

2 comentarios en “Día Internacional de los trabajadores y la Literatura. Festividad del 1 de Mayo.

  1. 1. Biografía del autor. Eduardo Mendoza nació en Barcelona en 1943. Tras viajar por Europa, decide instalarse en la ciudad de Nueva York como traductor de las Naciones Unidas. Allí pasará nueve años. Su primera novela, una obra miscelánea llamada La verdad sobre el caso Savolta (1975), sorprende a críticos y lectores y obtiene el Premio de la Crítica. Su segunda obra, El misterio de la cripta embrujada (1979) nos revelará a un Mendoza satírico con un agudo sentido del humor; humor que volverá impetuosamente en Sin noticias de Gurb (1991), una historia hilarante que hizo las delicias de todos los lectores. Pero será La ciudad de los prodigios (1986) la obra que lo consagre como figura de referencia en el universo literario. Su última novela La aventura del tocador de señoras (2001) no está a la altura de otras obras del autor, pero no deja de ser una buena obra. En los últimos años ha protagonizado una acalorada polémica -que aún no parece haber acabado- al defender lo que él llamó la muerte de la novela. Otros títulos de Eduardo Mendoza son: El laberinto de las aceitunas (1982), La isla inaudita (1989), El año del diluvio (1992) o Una comedia ligera (1996).

    Me gusta

  2. Si en esta etapa orquesta las profanaciones y transgresiones culturales y religiosas, a partir de las farsas populares “entre lo trágico y lo grotesco”, comienza un proceso intensivo de degradación. Las farsas -luego esperpentos- están en choque con la cultura oficial, que se le hace aborrecible y le provocan una reacción de burla o desdén, de engaño y de risa contra lo académico, lo castellanizante, la tradición, lo cerrado y satisfecho en multiplicidad de tonos y de voces. Al llegar a este encuentro, el rasgo de profanación y transgresión se acentúa, y sus relaciones con el pasado histórico serán más críticas y polémicas. La objetivación y densidad paródica con géneros y lenguajes se renueva: todo conduce a la destrucción épica de la historia oficial de España. Valle absorbe en unidad interna los géneros y temas de prestigio (los mitos clásicos, el teatro del Siglo de Oro, el Romanticismo) así como los menores (género chico, romances de cordel, folletín, periodismo satírico), para presentar su mundo al revés, donde destrona por el humor y la risa los valores desgastados, los valores inmutables e intocables.

    Me gusta

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s