Hoy se cumplen 50 años de la muerte del escritor intelectual, Ramón Pérez de Ayala.

… Gregorio Marañón, Ortega y Gasset y Ramón Pérez de Ayala

Hoy se cumplen cincuenta años de la muerte de Ramón Pérez de Ayala (Oviedo, 1880-1962). El escritor, que supo reflejar con ironía y cierto tono nostálgico el carácter asturiano tan presente en toda su obra, fallecía el mismo día y el mismo año que la actriz Marilyn Monroe.

 Ahora que el paso del tiempo ha restado presencia a su narrativa, «callada y absorta» como la Pilares (Oviedo) de «La pata de la raposa», el aniversario de su muerte en Madrid hace ahora medio siglo es un buen momento para recuperar el trabajo de un novelista sin el que Oviedo habría perdido parte de su presencia literaria, y Asturias, a uno de sus escritores más reconocidos.
Los biógrafos de Pérez de Ayala lo describen como un artista temprano, dueño de un humor suave e irónico muy vinculado a su origen asturiano. No tuvo una infancia fácil. Perdió a su madre siendo aún niño y quedó al cuidado de un ama hasta su ingreso, con ocho años, en el colegio de los jesuitas de Carrión de los Condes, para pasar con posterioridad a un centro de la misma orden religiosa en Gijón y concluir el Bachillerato en el instituto de Logroño. Fue ésta una etapa que iba a influir notablemente en su desarrollo personal e intelectual. Por una parte, la vida en un internado dirigido por jesuitas propició un anticlericalismo que el autor de «Tigre Juan» mantuvo durante toda su existencia, aunque suavizado con los años. Pero a esa posición crítica hay que sumar la amplia formación clásica que recibió y la presencia de un amor por las humanidades muy patente en toda su trayectoria vital.

Leopoldo Alas «Clarín»

A pesar de que se decantó por los estudios de Derecho, el gusanillo de la literatura se acrecentó durante su encuentro universitario en Oviedo con profesores de la talla de Rafael Altamira, Adolfo Posada y, sobre todo, Leopoldo Alas «Clarín», que iba a influir de forma notable en una manera de entender la literatura que opta por la novela intelectual y crítica frente al realismo imperante en la narrativa española. Como afirma el fallecido catedrático de Literatura de la Universidad de Oviedo José María Martínez Cachero, «Pérez de Ayala es ejemplo de escritor intelectual, especie no demasiado frecuente en las letras españolas?».

Concluidos los estudios en Oviedo y con su traslado a la capital de España, Pérez de Ayala continúa con las colaboraciones en prensa y frecuenta las redacciones de las revistas y el Ateneo. Con Juan Ramón Jiménez, Gregorio Martínez Sierra y Pedro González Blanco funda en 1903 la revista «Helios», órgano del movimiento modernista. Ese mismo año realiza su primer viaje a Inglaterra, país al que regresará en numerosas ocasiones entusiasmado por la cultura, elegancia y el espíritu inglés.

De su etapa modernista queda la referencia de su primer libro, el poemario «La paz del sendero», que cuenta con el respaldo de Rubén Darío. Para entonces la muerte de su padre… Sigue leyendo.

Anuncios

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s