El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

El corazón de las tinieblas, es un viaje a lomos de una pitón, que tan pronto inverna y nos tiene parados tres meses, como sigue su camino serpenteando, llevándonos por claros de sangre o por túneles de vegetación, haciéndonos atravesar las más oscuras tinieblas. Por el camino nos encontramos flotadores de civilización donde todo escasea menos la maldad. Colonizadores sin escrúpulos de tierras sin dueños, por un puñado de marfil. Una historia farragosa donde seguimos a una luciérnaga que al final no es más que un gusano, arrastrándose gritando palabras de horror. Un viaje de pesadillas que hay que contar como un sueño. Un viaje donde hay que cambiar la palabra “terror” por la de “amor” para no herir la sensibilidad de las damas, con jarrones de marfil sobre la mesa. En definitiva, una historia, más tejida con piel negra por las manos de un gran escritor.

Carmen García. 

Anuncios

Un comentario en “El corazón de las tinieblas, de Joseph Conrad

  1. …En una ciudad tan populosa y cosmopolita como Barcelona en cualquier lugar hay broncas, en cualquier momento se comenten asaltos o te topas con borrachos al volante. Y la noche es otro país con otro idioma, donde predomina la palabra gruesa, el gesto seco y donde campan a sus anchas los pirados que se dedican a incendiar coches y contenedores para divertirse. A esas horas el peligro y la violencia aumentan exponencialmente, sobre todo en el centro. Por algo Las Ramblas se encuentra en el ranking de las diez calles más peligrosas del mundo…
    …Otra cosa era el resto de la Plaza y sus aledaños, donde se movía otro tipo de ambiente. Un batiburrillo de gente de la más baja extracción se daba cita también allí. Los bancos públicos y los suelos estaban ocupados por una variopinta hueste antisocial: gente sin patria ni techo, pedigüeños, camellos, borrachos, drogadictos, liendrosos, feos y los más guarros de Barcelona y otras ciudades europeas se congregaban cada noche entorno al sembrado de terrazas más caras de la Barcelona cosmopolita; una milicia que había renunciado al amansamiento impuesto por el sistema y había asumido el extremismo social como forma de vida…
    Extractado de SIEMPRE QUISE BAILAR COMO EL NEGRO DE BONEY M.

    http://minovelanegra.blogspot.com/

    Me gusta

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s