Y vamos por el sexto día en la Semana Negra de Gijón.

peter.jpg  arteaga.jpg

TERAPIA DE GRUPO  

            Para bien o para mal, para escarnio de los presentes y de ausentes, lo cierto es que Semana Negra sigue, y sigue… Aunque ya se atisba en la lejanía su ocaso, todavía queda mucho por compartir.

            Ayer, en la rueda de prensa de Nerea Riesco no sucedió ningún fenómeno propio de Iker Jiménez. Es cuestión de esperar a la Feria del Libro de Alicante… o a cualquier otra en dónde aparezca esta autora sevillana.

La tarde de ayer acompañaba. En las inmediaciones de la playa de San Lorenzo, el sol iba y venía con la misma fluidez que los vehículos de la organización iban y venían al aeropuerto. Como ocurre en otras situaciones un “adiós” se entremezcla con un “hola” invariablemente.

            En medio de todo este conglomerado, Paco Ignacio Taibo II volvió a convocar al sanedrín histórico en la carpa de encuentros. Raul Argemí, León Arsenal, Antonio Sarabia, Eduardo Monteverde, José Ángel Mañas, Alfonso Mateo Sagasta, Juan Hernández Luna, Pérez Valero, Elia Barceló, Juan Miguel Aguilera, Jesús Palacios, junto al sumo pontífice del festival debatieron lo humano y lo divino de la literatura. En esta ocasión se habló de esa maravillosa novela que cada autor queremos escribir. Como decía Paco Ignacio Taibo II, la novela. También se debatió acerca de los miedos por enfrentarse a una hoja en blanco. Cada uno de los presentes contaba su propia experiencia. Aquello se desarrollaba por unos cauces de tanta cordialidad que cierto autor madrileño, asiduo de fastos y saraos gijoneses, definió la tertulia como una terapia de grupo. Ocurrente estaba el chico…

             En la carpa de AQ, el librero negrocriminal por excelencia, con nombre de dictador para más señas, presentó un libro peculiar. Informe Confidencial, de Alex Martín Escribá y Javier Sánchez Zapatero.  Un libro atractivo…  

            Regresando a la carpa de encuentros, el inagotable Jorge Iván Argiz ejerció de maestro de ceremonias de Almudena de Arteaga, que departieron sobre El desafío de las damas, un libro con titulo de telenovela. Pero no, de folletín de marujas tiene poco. La trama se sitúa en el     siglo XVII. Mientras Felipe III agoniza en su lecho, el hombre más ambicioso y poderoso del reino, el conde duque de Olivares, consuela al débil sucesor a la corona, Felipe IV, príncipe de Asturias, con una única intención: dominar su frágil voluntad para hacerse con el poder. Sólo seis mujeres sueñan con la venganza. Y cada una tiene su propio motivo. Esto las impulsará a unirse en un fin común: destruir al tirano. ¿Verdad que su argumento resulta interesante?

Igual de interesante resultó a continuación, la charla que Paco Ignacio Taibo II y Alfonso Mateo Sagasta mantuvieron con Peter Berling. Un tipo realmente curioso, muy curioso, y que tiene mucho que contar.  Este autor nacido en la antigua Prusia, es un escritor alemán conocido fundamentalmente por ser el autor de la pentalogía Los Hijos del Grial. Ha sido también actor y productor de cine así como crítico culinario (actividad que no me extraña que ejerza). Otros libros destacados, cuya lectura es recomendable, son El Obispo y su Santo y La Cruzada de los Niños.

Y la tarde continuaba. El doble del doctor House llegó tarde al recinto del Molinon. Desconocemos a qué se dedicó, aunque si se puede asegurar que no se percibió ningún ir y venir de ambulancias por la ciudad. Una tarde de desconexión resulta bastante higiénica para la salud mental de los asiduos a Semana Negra.  No hizo lo mismo ese inconfundible ricitos, murciano para más inri, que cada noche pone el broche de oro a las veladas del hotel don Manuel.

Hoy, el propio House y el “rizos de oro” harán una presentación cruzada de sus obras. Veremos cómo se desenvuelven en el cuadrilátero. El éxito del El imán y la brújula es todo un hecho. El misterio de la casa Aranda es proporcional a su autor. Una compañía perfecta para las noches de beefeater con naranja. Ello, mezclado con una buena ración de chistes, es la mejor terapia de grupo para las noches negras. Mira que el chico se esmera, pero siempre son los autores argentinos quienes le sacan de los atolladeros. Tendrá que tomar buena nota de sus propios alumnos… ¡Suerte a los dos! y especialmente para el primero,  paciencia, que falta le va a hacer.    

Anuncios

Déjanos tu comentario ¡Gracias por participar!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s